E L A M O R
 

AVISO AL LECTOR
E L A M O R
SUS EFECTOS
LA FELICIDAD QUE NOS PROPORCIONA
EL HACE LOS SANTOS
LAS EXIGENCIAS DEL AMOR
LLAMADO AL AMOR
EL AMOR: REGLA DE VIDA Y ACCION
JESUS, REY DEL AMOR
LA "MADRE DEL AMOR HERMOSO"
LAS PEQUEÑAS ALMAS
EL MENSAJE
E L A M O R
 
imagen
Palabra Clave del Mensaje
Podemos afirmar, sin la menor duda, que el amor es la palabra clave del Mensaje del Amor Misericordioso a las Pequeñas Almas. Vuelve en cada página y merece, según nosotros, ser tratado aparte. Esta insistencia justifica plenamente el título que hemos dado al libro.
El autor supuesto, Jesús, de ninguna manera agrega nada a la Revelación, definitivamente cerrada con la última palabra del Apocalipsis. Pero nosotros seguimos viviendo bajo el régimen del Pentecostés, y nadie debe dudar ni sorprenderse de que el don de la profecía persista a través de veinte siglos de historia. "Sus hijos e hijas profetizarán", dijo Pedro citando a Joel (3,1-5) (Ap 2,17)
El lector benevolente comprenderá inmediatamente que se trata de un santo amor: Aquel de Dios por nosotros y el nuestro, muy desproporcionado, hacia El.
Toda la religión revelada está orientada en ese sentido. Los hebreos estaban familiarizados con el precepto del Deuteronomio, inserto en su oración cotidiana: "Tú amarás al Señor tu Dios, con todo el corazón, con toda el alma y con todas tus fuerzas" (Dt 6,4). Precepto que será complementado por Jesús en el Evangelio: "Tú amarás al Señor tu Dios...y a tu prójimo como a ti mismo".
El Nuevo Testamento no puede más que enriquecer y reforzar aún más esta idea en el espíritu de los discípulos de Cristo, de todos los miembros del nuevo "Israel de Dios". El Mensaje al que nos referimos no hará más que comentar el precepto divino, enriquecerlo de toda una gama de consejos, para facilitar y perfeccionar su práctica.
El acento está puesto, justamente sobre la Adorable Persona del Verbo encarnado, que nos invita a amarlo de una manera urgente y comprometida. El pretende polarizar nuestro amor para hacer un homenaje a toda la Trinidad.






EL NOMBRE INEFABLE
Para los hebreos, era el de Yahvé, por el cual el Señor se define a sí mismo (Ex 3,4): "Yo soy el que soy", es decir, El Ser mismo, de quien todas las criaturas reciben el ser, (Ap 17,28); término tomado por San Juan (Jn 8,58) en el Evangelio y que Jesús aplica a sí mismo.
El Ser infinitamente perfecto designado por ese nombre, incluye de antemano el Amor, suprema perfección. Seamos agradecidos del Señor por haberlo declarado de una manera tan explícita para beneficio de nuestros espíritus tan lentos para creer.

Para comprender bien lo que es el Amor, no hay más que seguir la escuela del Espíritu Santo, que en San Juan(1 JN 4,16), lo identifica a Dios.El Señor, en efecto, lo hace Su nombre propio para atraernos hacia El y cautivar "con lazos de amor" (Os 11,4) los corazones de los hijos de Adán


1- DIOS ES AMOR
imagen

Jesús, en el"Mensaje de su Corazón Misericordioso", no podía más que reivindicar este sublime nombre:
"¿Me preguntas quién soy y por qué me quieres?
Mis títulos son innumerables. Uno los encierra a todos: YO SOY EL AMOR" (28-04-1966).
"Yo no soy el Maestro del Amor. YO SOY EL AMOR" A-5
"Yo soy el Amor que puede satisfacerlos. Todo lo demás es nada y no aporta más que decepciones y penas" (10-02-1967).

"Mi Mensaje está basado en el Amor, sólo te puedo hablar de amor" (08-03.1967)

Este Amor no se dirige solamente a los privilegiados, sino a todos los hombres, por insignificantes que parezcan a los ojos de sus semejantes, como si ellos estuvieran solos en el mundo.

"La Fuente inagotable de ternura que escapa de Mi Corazón abierto se derrama sobre todos indistintamente" (04-11-1966)

De ahí su necesidad incontenible de amar y ser amado. Os confía con el acento doloroso de un amigo insatisfecho. Notemos las expresiones:

"La sed de Amor que me tortura" ( 19-01-1967)
"Mi felicidad es ser amado" (09-09-1966)
"Mi pobre Corazón de Dios tan poco amado" (12-03-1967)
"Yo tengo necesidad de Amor. El Amor, hija mía, no vive más que de Amor" (27-09-1966)


¿Quién se sorprendería de esa necesidad de amar sin la cual Dios dejaría de ser Dios? Misterio de un Amor incomprensible, ya que el Creador, de partida, no necesita de sus creaturas. Ellas son extraídas de la nada solamente para la Gloria de Dios, no pudiendo llenar su vocación profunda más que devolviendo a su Creador amor por amor.


2- LOS ATRIBUTOS DE ESE AMOR

A. a)LA MISERICORDIA: atributo esencial de un Dios Salvador. Y de qué nos salvaría, sino del pecado? "mal horrible", enemigo mortal de un Dios a quién mató y del hombre al cual puede condenar. El título del MENSAJE DEL AMOR MISERICORDIOSO lo proclama solemnemente.

b) SU PODER:
"El Amor lo puede todo. Nada lo detiene" (09-05-1967)
Es la mala voluntad del hombre la que rechaza el perdón de Dios quien siempre es respetuoso de su libertad.

"Mi Amor es una fuerza centrípeta que atrae poderosamente a las almas y las somete a su ley" (07-07-1967)

c) SU GENEROSIDAD:
"A los que me aman, doy sin medida. A la medida de su Amor" (21-05-1967)

d) REMEDIO UNIVERSAL:
"El Amor, remedio eficaz contra el mal del siglo" (08-06-1968)
"Una sola cosa es necesaria para poner fin a las calamidades: AMAR .

e) SU GRATUIDAD
"El don de Mi Amor es gratuito. Para recibirlo sólo hace falta tu sí" (01-01-1968)

Aquellos que lo acogen pueden aplicarse estas palabras dirigidas directamente a Margarita:

"Hija mía, estás tocando de muy cerca un gran misterio: el Amor incomprensible de Mi Divino Corazón para con todos los hombres" (31-10-1965)
(Recordemos el hermoso versículo de San Juan:
"Dios ha amado tanto al mundo..." (Jn 3,16)

"Yo soy aquel que te abraza y te quema con un infinito Amor" (25-11-1967)

Está claro que el amor que se rinde a un Dios infinitamente grande y perfecto incluye obligatoriamente el más absoluto respeto.

"Sin respeto no puede haber Amor" (22-04-1968)
f) LA TERNURA DIVINA
(Este atributo el Mensaje lo acentúa fuertemente).
B- LA TERNURA DIVINA


Atributo que puede confundir, pero que el Mensaje repite con insistencia.

Se trata de una ternura absolutamente divina e inefable, donde la nuestra no es sino una pálida imagen, y que no debemos confundir con una dulzura insípida y amorfa.

"Los amo a todos, como no serán amados jamás. Con toda la ternura de Mi Corazón" (11.04.1967)
"Yo sé mostrarme tan cariñoso para curar tus llagas" (o4-04-1967)

"No duden jamás de Mi ternura" (10-04-1967)

"No se crean demasiado indignos para acercarse a Mi. Porque los amo a todos, como no serán amados jamás. Con toda la ternura de Mi Corazón" (11-04-1967

"No dejen en Mi Corazón los tesoros de ternura que Yo les quiero dar" (11-04-1967)

"Yo soy el consuelo de los afligidos, el cariño inefable de los humildes" (25-06-1967)

"Yo velo cariñosamente sobre las Pequeñas Almas de mi Misericordia" (19-01-1970)

"Te juzgaré en la ternura de Mi Corazón" (27-03-1967)

"Que toda tu vida descanse sobre la inefable ternura de tu Dios" (01-02-1967)

"Un Dios se rebaja delante de sus desgraciados hijos pecadores hasta abrirles totalmente los brazos de su cariño. Su perdón y su Amor son todo uno, y sus pecados no le alejan de ustedes para siempre" (24-10-1969)

"Mi Corazón se inclina cariñosamente sobre aquel que se humilla" (04-10-1967)

"La Fuente inagotable de ternura que se escapa de Mi Corazón se derrama sobre todos sin distinción" (04-11-1966)

"Dime todo. Te escucho con cariño" (15-02-1967)

"Mi ternura detecta los mínimos movimientos de tu Corazón hacia Mí. No seas tacaña. Si tú supieras"!(12-02-1967)

La certeza de esta ternura divina penetra en nuestras almas y nos invita a amarlo: contribuye normalmente a exorcisar este miedo de Dios, tan extendido por el jansenismo. El miedo de ofenderlo no es solamente legítimo sino necesario. El miedo no. Lo que justifica el siguiente pensamiento "No tengas miedo de Dios, sino solamente del pecado"...
que puede hacerte perder una amistad irremplazable; en una palabra: el Amor.